La psicología del color

Publicado el julio 16 2018

La psicología del color

Los colores provocan y transmiten emociones, cambian el estado de ánimo y pueden hacer que nos sintamos mejor. Incluso existe un método curativo, llamado cromoterapia, que ayuda en el tratamiento de ciertas enfermedades mediante el uso de los colores.

Si vas a decorar un espacio o quieres transformar el ambiente de una habitación, es importante que conozcas los sentimientos y emociones que cada color despierta, pues de ello dependerá que te sientas cómodo y que puedas hacer las actividades a las que piensas dedicarte en ese lugar.

 

Una manera de dar color a tu espacio, económico y fácil es con cuadros decorativos! Contáctanos en recuadros para asesorarte en la compra de tus cuadros! 

Esta es la psicología de los colores más empleados en la decoración de ambientes.

 

Rojo

Es el color de la pasión, el vigor e incluso la ira. Infunde vitalidad y energía. También se ha demostrado que activa la circulación y puede elevar la presión arterial. Puede ser agobiante si se usa en exceso, pero en pequeños detalles y en contraste con colores neutros crea un ambiente animado. Junto con el anaranjado, el rojo es un color que puede usarse en cocinas y comedores, pues abre el apetito y resulta estimulante para la convivencia.

Amarillo

Es un color cálido, que recuerda la luz del sol. Por tanto, transmite calor y alegría. Favorece el descanso y la relajación, sobre todo si es un tono suave, por lo que puede utilizarse en salas de estar o en lugares de trabajo y estudio.

Azul

Es un color frío que transmite serenidad, confianza y tranquilidad, aunque si se usa en exceso puede causar fatiga o depresión. Un tono claro de azul es ideal para pintar el cuarto de los niños, pues calmará su energía desbordante y los ayudará a relajarse.

Verde

Es el color de la esperanza, la salud y la naturaleza. Tiene un efecto relajante y puede ayudar a personas con problemas de insomnio, nerviosismo y fatiga. Se puede utilizar en cualquier ambiente, en pequeños detalles. Un juego de toallas que combine tonos de verde creará una sensación de frescura y limpieza en un baño. El verde de las plantas ayuda a relajarse y a descansar la vista en los lugares de trabajo y estudio.

Púrpura

Es un color que se asocia con la espiritualidad, la creatividad y la intuición. No es recomendable sobrecargar el ambiente con este tono, ya que puede oscurecer y producir cansancio. Pero se puede usar en una sola pared de la habitación y contrastarlo con colores cálidos. Así se creará un ambiente propicio para relajarse o meditar, adecuado para una sala de estudio o lectura.

Blanco

Es el color de la pureza, la paz y la inocencia. Es ideal para espacios pequeños, porque da una sensación de amplitud. No obstante, este color refleja hasta 80% de la luz, por lo que debe combinarse con una iluminación tenue.

Gris

Transmite una sensación de equilibrio, ya que no altera la percepción de otros colores. Se recomienda contrastarlo con tonos cálidos y brillantes.

Rosa

Se relaciona con el amor y la feminidad. Transmite emoción, energía y juventud, por lo que se emplea con frecuencia en accesorios para niñas y mujeres. Las tonalidades claras también tienen un efecto relajante.

Anaranjado

Es un color cálido que transmite entusiasmo y emoción. Se recomienda para decorar espacios en los que haya movimiento y dinamismo; por ejemplo, un salón para el trabajo en equipo o un local de comida rápida.

translation missing: es.blogs.article.recent_posts