FORMAS DE TRANSFORMAR UN DORMITORIO ABURRIDO

Publicado el julio 16 2018

FORMAS DE TRANSFORMAR UN DORMITORIO ABURRIDO

Puede que el dormitorio esté bien decorado, que hayamos escogido nuestros colores favoritos, los muebles adecuados, las cortinas perfectas, y aun así, notamos que falta algo y no nos termina de convencer.

 

Y es que a veces algo tan simple puede darle ese toque cool a nuestra habitación, por eso checa estas opciones:

 

 

  1. Añade alguna planta: Si hay algo que cambia el ambiente de un dormitorio drásticamente, son las plantas. Estas añaden un toque de vida y frescura que ningún otro objeto puede ofrecer y hay muchas plantas perfectas para el interior de tu hogar. 

 

  1. Decorar el suelo: Las alfombras son perfectos aliados decorativos. Tienen un lado práctico que nos ofrece multitud de ventajas. Pero su lado estético todavía es casi mejor. Pueden trasformar un ambiente por completo. A veces ponemos todo nuestro esfuerzo en decorar las paredes y escoger los muebles perfectos, pero nos olvidamos que el dormitorio también tiene techo y por supuesto suelo. Un suelo que podemos aprovechar para inyectar un dosis de alegría en el dormitorio.
  2. Inyectar una dosis de color. Este consejo parece obvio, pero si hemos escogido tonos neutros para pintar las paredes y los textiles no aportan mucho color, seguramente, aunque tengamos un dormitorio realmente cálido, también será un poco aburrido. Si este es el caso, no hay nada más fácil que crear una pared de acento con algún color llamativo que combine con el resto o simplemente insertar un canvas con tu foto, imagen o frase favorita. Esta inyección de tu personalidad y color  revitalizará todo el dormitorio.
  3. Crear una bella cabecera de cama: Sin duda es otra forma de dotar al dormitorio de chispa y personalidad. Podemos utilizar la pared como lienzo y el cabecero como acento, con esto podemos cambiar radicalmente el aspecto del dormitorio.
  4. Añade un toque artístico: Normalmente los cuadros, las fotos y otras obras de arte se suelen mostrar en el salón, olvidándonos así del resto de espacios. Esto es un error ya que añadir una obra de arte al dormitorio lo dota inmediatamente de personalidad. No tiene por qué ser una obra de arte, puede ser una bonita fotografía familiar en tamaño grande.

translation missing: es.blogs.article.recent_posts